RAÚL: “VAS A CONSEGUIR TOCAR EL CIELO, EL FONDO DEL MAR O VOLAR CUANDO TÚ QUIERAS”

Entrevistamos a Raúl en nuestra aventura por Sierra de Gredos, el guarda del refugio La Laguna Grande de Gredos y una persona excepcional. Gracias, Raúl, ¡tus palabras nos llegaron al corazón!

A continuación te dejamos el vídeo y la transcripción literal de la entrevista. ¡No te lo pierdas!

JAVI: ¡Hola, amigos! Estamos aquí con Raúl, el guarda del refugio de La Laguna Grande de Gredos. Vamos a hacerle una pequeña entrevista para que nos cuente un poco su opinión, su experiencia, ¡todo! Así que, Raúl, cuéntanos un poco sobre ti. ¿Cuál es tu experiencia de montaña? ¿Algo destacado?

RAÚL: Bueno, pues nada, yo a través de un amigo llegué aquí hace tres años. Y, bueno, pues echamos la temporada aquí arriba, sobre todo pues ayudando en el refugio, las tareas típicas de refugio. Y, bueno, pasamos aquí largos días con un grupo de compañeros de trabajo, vivimos en familia y ¡muy a gusto de estar aquí! Me ha gustado siempre la montaña, desde jovencito, pero bueno, tampoco he hecho grandes cosas en montaña, sino que lo hago para disfrutar, salir con los amigos y poco más.

JAVI: Como guarda del refugio que eres, ¿qué opinas sobre la discapacidad? ¿Has visto muchas personas con discapacidad por aquí?

RAÚL: Bueno, pues la verdad es que poca gente tiene el valor y la fuerza que Javier, desde luego nos está enseñando desde que vino ayer. Ayer cuando le conocí me pareció una cosa brutal lo que hace. La verdad es que, pues por desgracia no vienen tantos discapacitados aquí a hacer montaña. Gredos también es una sierra que para una persona como él, sordociega, es difícil, muy difícil, dado que solamente llegar hasta el refugio es complicado por el acceso, las sendas, la piedra y todo lo complica. Cuando me enteré que estaban subiendo al Almanzor, pues bueno, fue desde luego…, vamos, fue muy satisfactorio saber de que hay tanta gente con tanta fuerza como en este caso tiene Javier. Sí que es verdad que hace unos años también vinieron dos o tres personas ciegas. Venían con una barra direccional. Y el año pasado y hace dos años también subió un chico de Talavera que le falta una pierna y acompañado por un guía y por amigos. Era su ilusión llegar hasta aquí, hasta el refugio y lo ha logrado durante dos años. El año pasado se fue diciendo que ya no lo volvía a hacer porque era muy duro para él, pero desde luego que este año le esperamos, le esperamos de nuevo otra vez por aquí.

JAVI: Y sobre la sordoceguera, ¿conocías su existencia? ¿Sabías que hay personas ahí fuera que ni ven ni oyen bien? ¿Cómo lo percibes?

RAÚL: Pues sí que sabía que había personas sordociegas y la verdad es que, desde luego, no me puedo poner en el pellejo tuyo, Javier. Veo que tiene que ser durísimo, pero viéndote a ti, conociéndote a ti y el tiempo que llevamos hablando, estáis hechos de otra madera, estáis hechos mucho más fuertes, desde luego, que las personas que podemos ver, que podemos oír. Y vamos que… ¡no tengo palabras! Estar compartiendo contigo estos momentos me deja sin palabras.

JAVI: Ahora que nos conocemos un poco, que te hemos contado nuestro proyecto, en que yo, una persona sordociega, Quiero tocar el cielo, ¿cómo lo percibes? ¿Qué te parece?

RAÚL: Bueno, pues, hombre, desde aquí, en particular mío, me parece brutal lo que estás haciendo. Te deseo desde luego lo mejor. Cualquier ayuda que necesites mía o nuestra, de parte del refugio, también te ayudaremos. En particular mío, pero en particular desde el refugio Laguna Grande pues igual, ¡todo nuestro apoyo y toda nuestra fuerza! Porque seguro que con las ganas que estás demostrando que tienes vas a conseguir tocar el cielo, vas a conseguir tocar el fondo del mar o vas a conseguir volar el día que tú quieras, desde luego que sí.

JAVI: Y por último, ¿crees que este proyecto podría ser importante para otras personas? ¿Y por qué?

RAÚL: Vamos, sin ninguna duda es muy importante para otras personas. Seguramente gente que esté en tus condiciones le darás alas, motivación para poder hacer lo que realmente uno quiera hacer. Porque con ganas, esfuerzo desde luego, lo conseguirá. Y sí, creo que es superimportante que la gente vea que ser sordociego no te invalida para poder conseguir tus retos, tus metas y salir adelante como tú lo estás haciendo.

JAVI: ¡Muchas gracias, Raúl!

RAÚL: Gracias a ti.

JAVI: Es bueno conocer a personas que quieren ayudar y colaborar con este proyecto. ¡Te lo agradecemos!

(Aplausos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *